Torres del Bastión de los Pescadores, Budapest, Hungria

Algunos datos

Budapest, la capital de Hungría, está formada por la unión de Buda y Öbuda en la orilla derecha del Danubio y Pest en la orilla izquierda. Las coordenadas, con link a GeoHack, donde hay gran variedad de mapas, son: 47°29′54″N, 19°02′27″E. Tiene algo así como dos millones de habitantes. Está más o menos al centro del país, en un área llana. Aunque no tiene demasiados puntos de interés turístico de ésos que te maravillan, tiene muchos lugares bellos. Llegamos en tren de alta velocidad desde Viena, y nos fuimos (demasiado pronto) en avión de Lufthansa al día siguiente, con destino a Milano.

Info práctica

  • El aeropuerto de Budapest se llama Ferenc Liszt y su código es BUD. Está 22 km al sur de la ciudad. La terminal ofrece cajeros automáticos, información turística, casas de cambio y hasta clínica dental.
  • Desde 04:00 hs. hasta 22:00 hs. el bus 200E  va hasta la estación del metro M3 Kőbánya-Kispest, desde donde se llega al centro de la ciudad. 
  • También desde el aeropuerto, puede tomarse el tren, desde la terminal 2 hasta la estación de trenes de Nyugati, muy económico.
  • Tambien hay un servicio denominado MiniBud, que es un minibus operado por el aeropuerto, y por supuesto, taxis. El taxi al centro debería costar unos EUR 22.
  • Hay tres estaciones de tren: Keleti, Nyugati, y Déli. Las tres tienen conexiones internacionales y nacionales. Desde Viena se arriba a Keleti.
  • Para transportarse en la ciudad hay buses, trolebuses y tranvías. Los tranvías son larguísimos. Aquí hay una completa guía del transporte en formato PDF.

Clima, electricidad, moneda e idioma

  • Budapest tiene clima húmedo continental. El verano (jun-jul-ago) tiene temperaturas variables, por períodos de 30º a 35º intercalados con otros de 18º a25º. Puede haber tormentas violentas. Los inviernos son fríos e impredecibles. Temperaturas medias cercanas al cero, y máximas -20º, con nevadas. En noviembre la lluvia es abundante, y puede caer la primer nevada. Ver datos y gráficos de todo el año del clima de BUdapest.
  • La electricidad es de 220 v, con tomas de patas cilíndricas de norma europea, tipo F, que acepta el común tipo C. Ver todos los tipos de tomacorrientes.
  • La moneda es el forint (florín en español) código HUF. Hay cajeros automáticos en las areas céntricas. En la peatonal turistica por excelencia, Váci Utka. hay casas de cambio en abundancia. Conversión exacta y actualizada de HUF to USD
  • El idioma es el húngaro, también conocido como magiar. En Budapest es fácil encontrar angloparlantes, no así hispanoparlantes.

Lugares de interés

  • Váci Utca, la calle peatonal y turística por excelencia.
  • El Parlamento
  • El Castillo de Buda, próximo al puente de las Cadenas.
  • El bastión de los pescadores, con vistas a la ciudad
  • El puente de las cadenas
  • La plaza de los héroes, monumento a las siete tribus fundadoras de Hungría
  • La sinagoga, la más grande de Europa.
  • La Citadella, con vistas a la ciudad
  • La ópera

Un día en Budapest

Budapest, 6 de junio de 2010 - Desde Westbahnhof, Viena, llegamos a Budapest en unas dos horas. El tren de gran velocidad, una maravilla que por momentos viajaba a 200 km. por hora. Cambiamos unos pocos euros en la terminal de trenes, Keleti. Obtuvimos a cambio florines (forint) húngaros. En pocos minutos, luego de la habitual consulta en la oficina de turismo, en la misma estación de tren, el metro nos dejó a pasos de nuestro hotel. Salimos para encontrar un grupito de informantes turísticos, que nos señalaron nuestro hotel. Estamos instalados en el hotel Regency Suites, con grandes habitaciones, curioso estilo de amoblamiento, nada espectacular. En la tele no se entiende absolutamente nada. Pero la ubicación es excelente, cercana al centro.

Ya que el tiempo disponible no era mucho, luego del almuerzo nos hemos subido a una de esas líneas de buses turísticos, que te zangolotea por toda la ciudad. Uno se sube, se baja donde quiere, se queda cuanto quiere, y espera el siguiente. Esto se llama Hop on - Hop off. Algo mareados por las vueltas del bus y la ciudad desconocida, nos bajamos en el Bastión de los Pescadores, desde donde se vé toda la ciudad. Incluyendo el famoso Puente de las Cadenas, que no nos ha parecido nada del otro mundo. Desde el bastión se ve tambien el Parlamento, notable edificio neogótico.  Hay un buen bar, con música clásica en vivo. A poco de subir al bus nuevamente, éste se detuvo unos minutos en la cima de una colina, la de la Citadella, si no entendí mal. Momento que aprovechamos para unas fotos más de la ciudad, y para la compra reglamentaria: unas camisetas de Budapest. Esta vez la compra fue en un quiosco callejero atendido por una viejita de lo más agradable. Lamenté que era muy poco lo que podíamos comunicarnos, entre su escaso inglés y el mío apenas mejor. No será posible navegar en el Danubio: hay una creciente muy importante. Comimos, ya de noche, en el mismo restaurante que al mediodía, muy bueno y de precio razonable. El nombre: Sorforrás y la traducción del nombre, según el mozo es: “Lugar de la cerveza”. La cerveza húngara, dicho sea de paso, me gustó mucho, y le hice honor. Mañana partiremos, me quedará la duda acerca de si Budapest no se merece otros días de visita. La ciudad, algo deteriorada por los años de imperialismo ruso, está en reconstrucción. Cosa a la que los budapestianos, o como deba decirse, están muy acostumbrados. Me gustó Budapest, una bonita ciudad, muy prolija. Parece que cuanta guerra hubo, antigua o moderna, pasó por aquí, y los dejó con sus edificios a la miseria. Mañana, si logramos subirnos a algún avión, estaremos en Milano. O donde se pueda. El destino es otra vez Italia, Montecattini Terme.