Economías en el vuelo, antes del vuelo y en los aeropuertos

Buscadores de vuelos

Usemos buscadores de vuelos que comparan precios. Hay tres que destacan: Skyscanner, Kayak y Google Flights. En este sitio ofrecemos el módulo de Skyscanner, pero los otros dos mencionados son igual de buenos. En Skyscanner alcanza con indicar el origen, el destino y las fechas en que deseamos viajar y el sitio nos mostrará todas las opciones de vuelos. Si pedimos "mostrar todo el mes", Skyscanner despliega un calendario con los precios del mes de ida y el mes de vuelta que seleccionemos. No está demás mirar dos o tres comparadores: a veces algunos no ofrecen algunas compañías, por conveniencia propia.

Hay algunos otros buscadores que pueden aportar un precio mejor. Uno que merece destaque, pues fue el pionero en hurgar entre la maraña de tarifas es Skiplagged. Incluso sufrió la demanda de United por ofrecer tarifas muy inferiores a las de la propia compañía. Y resultó ganador de la demanda. Otro buscador interesante es Hopper. Sólo puede ser usado como aplicación de celulares. Vale la pena echarle una ojeada antes de comprar pasaje. El calendario de Hopper ofrece un panorama de los mejores días de viaje mediante un código de colores. Cada reserva acumula un pequeño descuento para otros viajes. Para argentinos: debido a los impuestos aplicables a la compra de divisas, los resultados pueden ser equívocos, aún expresados en ARS. La solución, para los buscadores que lo permiten, es indicar como moneda de búsqueda USD y agregar los impuestos. Google flights no tiene esta opción. Kayak discrimina los impuestos argentinos, si no hemos ocultado nuestro origen con una VPN.

Evitemos revendedores 

Compremos a la compañía aérea que nos resulta más conveniente, nunca a otros oferentes (revendedores y agencias) del mismo vuelo. En algunas ocasiones, el precio del buscador es mejor que el que ofrece la misma compañia en su sitio. Pero lo común es que el sitio de la compañia aérea mejore el precio. Además, podremos explorar mejoras de precio en fechas vecinas, si uno tiene flexibilidad de fechas. Otra ventaja de este método, es que el cliente que compró su pasaje en la compañía que lo transporta tiene preferencias. Aquel que compró en el sitio Quiénsabe Viajes, puede encontrase con que su billete no acepta cambio de fecha, o que ante una cancelación lo embarcan dos días después.... Y es difícil reclamar desde Ulan Bator a nuestra agencia Quiénsabe Viajes con sede en Guyana por teléfono. A pesar de lo dicho, existen algunas agencias que son confiables, como Edreams, con sede en Europa. Seamos flexibles con las fechas. Martes y miércoles acostubran ser más económicos, a veces hasta la mitad que en otros días. Si somos flexibles, podemos hurgar en el calendario de la empresa otros días económicos. La temporada alta siempre será mala fecha. Si uno puede volar el día de año nuevo, o en navidad, probablemente encuentre mejor precio, dado el escaso interés de la mayoría de la gente por viajar en esos días. Un martes 13 también puede resultar en un ahorro.

Modo Incógnito

Busquemos donde busquemos, que sea de incógnito. Si, los buscadores, las aerolíneas, nos están mirando. Apenas busquemos dos o tres veces el anhelado viaje a Phnom Penh, los precios subirán. Así que el modo incógnito, privado u oculto (el nombre varía) que ofrece cualquier navegador nos pondrá a salvo de estas avivadas. Sí, ése modo que usamos para mirar sitios porno sin que la familia se entere. Si podemos usar una VPN (Virtual Private Network) mejor aún. La VPN ocultará hasta el país desde donde estamos investigando. Las compañías aéreas tienen distintas tarifas tarifas según cada país. Hay algunas opciones de VPN gratis. Por ejemplo el navegador Ópera, incorpora una gratuita para cierta cantidad de uso de datos. Algunos artículos en la prensa general dicen que nada de esto es cierto. ¿Será? Por las dudas, estos consejos no cuestan absolutamente nada, así: ¿Porqué no usarlos?

Avisos de precios

Otro recurso simple es suscribirse a los avisos de precio de los buscadores. Esto ayuda a veces a encontar un mejor precio sin buscar.

Viajemos livianos

Viajar sólo con el equipaje permitido en cabina, ahorra dinero, ya que hoy en día todas las compañías cobran por el equipaje despachado a bodega. Ni hablar de las low-cost, donde el equipaje puede arruinar la excelente tarifa que supimos conseguir, y ponernos a nivel de una compañía normal, encima sin cena. Además, quien viaja liviano, viaja feliz. La valijita o mochila permitida en cabina es pequeña: La ropa gruesa hay que llevarla puesta. Y una última ventaja: llegamos a destino, y nos hay que esperar media hora a que aparezca en la cinta esa incómoda valija. ¡Si es que no se perdió!

Nada en aeropuertos

En los aeropuertos todo es más caro. No hay que comprar nada allí. Nada de comer a precios absurdos. Llevaremos algunos snack comprados antes de ir al aeropuerto. En otro apartado recomendamos no comprar recuerdos de viaje: El peor lugar para esas compras es en el aeropuerto. También en otro apartado recomendamos no cambiar dinero en el aeropuerto: Si quiere perder dinero en el cambio, el aeropuerto es el lugar indicado. Ni agua hay que comprar. Llevaremos nuestra propia botella, y de paso evitaremos contaminar el planeta con envases descartables. Para el vuelo, no es posible pasar los controles de seguridad con líquidos. Pero muchos aeropuertos tienen bebederos en la sala de embarque. A llenar nuestra botella entonces, porque en algunas low-cost ni agua gratis te dan. Un último consejo es llevar nuestro entretenimiento en el teléfono. Libros, videos o lo que sea, habrá que cargarlos en el móvil antes del viaje. En algunos aeropuertos ni internet es gratis. En muchas compañías, ni una pantallita te dan en vuelo. Ni hablar de internet gratis en vuelo, cosa del pasado.